Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

El Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas , la mayor superficie protegida de España con sus 209.920 hectáreas y la segunda en Europa, impresiona al visitante por su relieve escarpado de media montaña. Paredes rocosas de gran altura se entremezclan con profundos valles y frondosos bosques de pinos laricios. Entre sus picos destacan el de Empanadas y Cabañas con más de 2.000 metros de altitud, siendo el del Yelmo uno de los más frecuentados para la práctica del vuelo libre.

Estas montañas tienen todos los reconocimientos de calidad. La UNESCO, en 1983, declaró al conjunto montañoso Reserva de la Biosfera. En 1986 la Junta de Andalucía las protege como Parque Natural. Algunos pueblos como Cazorla, Hornos y Segura de la Sierra están catalogados como Conjuntos Históricos-Artísticos por la Junta de Andalucía; sólo una muestra de la calidad monumental del resto del Parque.

La Unión Europea también considera a las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas como uno de los espacios naturales privilegiados del continente, por lo que en 1988 fueron declaradas Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). El último reconocimiento internacional del Parque se produjo en 2006, cuando fue declarado por la Unión Europea como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), pasando a formar parte de la Red Natura 2000, la red ecológica europea integrada por las áreas más importantes para la conservación de la biodiversidad del continente. Otra muestra de la relevancia internacional es que se trata del segundo espacio europeo con mayor número de especies vegetales endémicas -plantas que no están presentes en ningún otro lugar el mundo-.

El agua es otro de los elementos protagonistas de este espacio natural. La extensa red hidrográfica existente permite no sólo disfrutar de una gran variedad de flora y fauna, sino también realizar numerosas actividades: un paseo en barca por el embalse del Tranco, senderismo junto al río Borosa, conocer los nacimientos del Guadalquivir y el Segura o el salto de agua de Chorro Gil.

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Este espacio natural es conocido además por su tradición cinegética. En 1960 fue declarado Coto Nacional de Caza Cazorla-Segura y hoy día son muchos los que siguen practicando esta actividad sustentada por las poblaciones de cabra montés, ciervo, gamo, muflón y jabalí, especies de las que también se pueden disfrutar, pero de una forma más relajada, en el parque de fauna silvestre del Collado del Almendral, en las inmediaciones de Coto Ríos.

Otro atractivo del lugar son sus plantas y animales, fáciles de ver en el espacio. En lo alto de los roquedos se puede contemplar el vuelo del águila real y el buitre leonado y al adentrarse en su interior el visitante descubrirá bosques de pinos laricios, negrales o carrascos salpicados de encinas, robles y áceres. Con suerte, disfrutará de alguna de las decenas de especies exclusivas del lugar como la violeta de Cazorla o la lagartija de Valverde. Una representación de la flora más singular de este espacio se encuentra reunida en el jardín botánico de Torre del Vinagre, ubicado en la carretera del Tranco (A-319).

El Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas es algo más que naturaleza. El paso de civilizaciones tan dispares como la íbera, romana o árabe han dejado una huella en sus poblaciones que no hay que dejar de visitar. Destacan las plazas y callejones de Cazorla, municipio escoltado por la sierra de los Halcones, el castillo de la Iruela, la necrópolis ibérica de Toya en Peal de Becerro y la villa romana de Bruñel.

La historia de este Parque también está ligada a la explotación de la madera de ahí que fuera declarada como Provincia Marítima.

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Fuente: juntadeandalucia.es, jaenparaisointerior.es